¿Tiene una pregunta? Póngase en contacto nosotros

Condiciones generales de la prestación de servicios

AMIMALIN pone en contacto a “dogsitters” y “catsitters” con clientes que buscan una solución para el cuidado de sus mascotas durante su ausencia.

Este documento rige las relaciones de prestación de los servicios proporcionados por la empresa AMIMALIN entre los DOGSITTERS (también llamados "catsitters”,”cuidadores de perros” o "familia de acogida") y los clientes que buscan un servicio de cuidado para sus mascotas. La suscripción de un contrato de cuidados o de la puesta en relación entre un CLIENTE y un DOGSITTER a través de la compañía ANIMALIN, conlleva la aceptación automática las siguientes condiciones generales.

I. El papel de cuidador de perros:

1. El perfil:

El DOGSITTER se compromete a completar su perfil de la manera más precisa como sea posible y, sobre todo, a proporcionar al cliente una imagen totalmente transparente de las condiciones en que las mascotas van a ser atendidas. Las fotografías publicadas en los perfiles deben reflejar con precisión el interior de la vivienda en la que el animal va a vivir durante su estancia. Todas las autorizaciones necesarias que permiten la difusión de las fotografías deben estar en posesión del DOGSITTER.

Las informaciones proporcionadas por el DOGSITTER deben ser exactas y deben estar actualizadas. En caso de indisponibilidad, los perfiles deben imperativamente estar actualizados con el fin de no desvirtuar la búsqueda de los CLIENTES. AMIMALIN se reserva el derecho de no aceptar a un DOGSITTER si cree que su perfil no está completado con suficiente precisión o si cree que el DOGSITTER no reúne las condiciones necesarias para el cuidado de las mascotas. Todo elemento que pueda desvirtuar la relación entre el CLIENTE y el DOGSITTER debe ser mencionado en el texto de la descripción. Cualquier incidente consecuencia de una mala gestión del perfil (información falseada, no actualizada, etc) será responsabilidad del DOGSITTER.

La elección de los animales que demandan nuestros servicios es llevada a cabo por el DOGSITTER, y debe ser efectuada en función de sus capacidades para albergarle y de sus facultades para hacerse cargo del animal seleccionado.

2. El lugar de acogida de las mascotas

La casa del cuidador de perros debe ser adecuada para atender las necesidades del animal, ya sea durante una estancia ocasional o una estancia prolongada. Esto implica que el animal atendido no tendrá ninguna posibilidad de fuga de la vivienda. Todos los objetos que puedan lastimar al animal o atentar contra su integridad en modo alguno, deberán estar fuera del alcance de los animales custodiados por el DOGSITTER.

El DOGSITTER que se comprometa a custodiar un animal en particular debe tener experiencia en el cuidado de este animal específico. Esto significa que debe ser capaz de proporcionarle los cuidados específicos de su especie y una vivienda adecuada para su bien estar. AMIMALIN no será en ningún caso responsable si la incompatibilidad entre el DOGSITTER y la mascota hace imposible su custodia.

3. Los servicios

El DOGSITTER puede aceptar tres tipos de servicio:

  • El cuidado de mascotas en su casa
  • Visitas en el domicilio del cliente
  • Paseos

Cualquier pago por parte del CLIENTE deberá dar lugar a la transmisión a los organismos sociales de las declaraciones correspondientes así como del pago de las cargas sociales avanzadas por el CLIENTE. Estos servicios deben generar unos ingresos adicionales para el cuidador de perros y por lo tanto deben de ser considerados y declarados como tales. La custodia, las visitas o los paseos de las mascotas no deben en ningún caso convertirse en la principal fuente de ingresos del cuidador. El pago al DOGSITTER a cambio de estos servicios constituye una compensación económica y no un sueldo, por lo que no debe ser considerado como tal.

Cuidar mascotas en casa:

AMIMALIN pone en contacto al cuidador de perros y al cliente que demanda nuestros servicios mediante la difusión de su perfil. El CLIENTE elige el DOGSITTER al que desea confiar su mascota a través de la interfaz de nuestra web AMIMALIN. Un correo electrónico será enviado al DOGSITTER para comunicarle que ha sido seleccionado para realizar un servicio. Si el cuidador confirma su disponibilidad, el CLIENTE deberá entonces ponerse en contacto con el DOGSITTER para concertar una entrevista antes de realizar la prestación.

El DOGSITTER se compromete a entrevistarse con el CLIENTE con anterioridad a la prestación del servicio para comprobar la compatibilidad entre las dos partes y para valorar la adaptabilidad del animal a su lugar de acogida y a los posibles otros animales ya presentes. Como si de una reunión de contratación se tratara, el DOGSITTER no recibirá ninguna compensación económica ni por parte del CLIENTE ni por parte de ANIMALIN por el tiempo empleado en esta entrevista.

AMIMALIN tiene una obligación de medios como un proveedor de servicios, su papel se limita a la puesta en relación de DOGSITTERS y CLIENTES, por lo que todo incidente que pueda ocasionarse con posterioridad a esta puesta en relación, no será responsabilidad de AMIMALIN. El contrato de custodia que AMIMALIN pone a disposición del CLIENTE y del DOGSITTER, es proporcionado de forma gratuita y no compromete la responsabilidad de AMIMALIN.

Las visitas a domicilio:

El DOGSITTER se compromete a proporcionar al cliente el servicio tal y como ha sido convenido, y respetando sobre todo el número de visitas y su duración. Durante las visitas, el DOGSITTER se compromete a respectar el lugar de las mismas y a dejarlo en el mismo estado en el que lo encontró el primer día. Todo incidente que pueda ocasionarse durante las visitas a domicilio conlleva la responsabilidad civil y penal de los DOGSITTERS. Sin embargo, los daños causados por los animales del CLIENTE en su propio domicilio no serán responsabilidad de los DOGSITTERS, así como tampoco lo serán eventuales fugas ocasionadas por circunstancias que no tengan nada que ver con un error humano.

La compañía Amimalin ofrece el servicio de visitas a todas las ciudades de más de 25 000 habitantes y sus alrededores (personas que viven a menos de 5 km de una de estas ciudades). En el caso de que Amimalin no posea una red suficiente o en el caso de ciudades de menos de 25.000 habitantes, AMIMALIN se reserva el derecho de cambiar el tipo de prestación y de confiar las mascotas implicadas a una familia de acogida.

Los paseos:

El cuidador de perros se compromete a estar presente en casa del cliente para el inicio del paseo a la hora previamente acordada por ambos. El incumplimiento reiterado de la puntualidad en este caso puede conllevar la ruptura de la relación entre las dos partes. La duración del paseo debe cumplir con el acuerdo previamente estipulado entre el CLIENTE y DOGSITTER.

II. El papel de los clientes:

1. El animal:

Durante la entrevista previa, el CLIENTE se compromete a informar al DOGSITTER de cualquier comportamiento por parte del animal susceptible de atentar contra la integridad de las personas que van a ocuparse de él o de los lugares donde van a ser albergado. Todos los daños que puedan ser causados por el animal durante su cuidado o durante los paseos serán responsabilidad del CLIENTE. Mediante la aceptación de estos términos y condiciones del servicio, el CLIENTE se compromete a tener un seguro que cubra cualquier daño que pueda ser causado por el animal.

2. El tipo de prestación

Cuidado de mascotas en casa:

El cliente podrá visitar la casa del cuidador de perros para poder juzgar su capacidad para ocuparse de sus mascotas. Tal y como se ha acordado, el CLIENTE deberá proporcionar al DOGSITTER todos los alimentos necesarios para cubrir las necesidades del animal durante toda su estancia, así como otros accesorios necesarios para su cuidado. El contrato puesto a disposición por ANIMALIN, compromete al CLIENTE y al DOGSITTER especialmente en lo referido al importe de compensación que el CLIENTE va a entregar al DOGSITTER por la prestación de sus servicios, previo acuerdo bilateral de las partes.

Si el animal custodiado se muestra agresivo, fuera de control, llora, cae enfermo o comienza a tener un comportamiento anormal que hace imposible su custodia, el DOGSITTER podrá romper el acuerdo que le vincula con el CLIENTE, el cual deberá recuperar ese mismo día su mascota. En el caso contrario, las mascotas serán alojadas en una residencia canina o en una familia de acogida, cuyos gastos correrán a cargo del CLIENTE. En este sentido, es imprescindible que el CLIENTE prevenga e informe al cuidador de cualquier comportamiento anormal de sus mascotas y es imprescindible también mencionarlo en el contrato.

Las visitas a domicilio:

El CLIENTE debe fijar de antemano la duración de las visitas con el DOGSITTER e informarle de la ubicación de los alimentos y otros accesorios necesarios para el cuidado de su mascota. La entrega de llaves no constituye un periodo adicional del servicio. El CLIENTE se compromete a no dejar objetos de valor de forma visible durante sus ausencias y a cerrar las habitaciones inaccesibles para sus mascotas.

Los paseos:

El animal debe ser puesto a disposición del DOGSITTER a la hora previamente acordada. Cualquier retraso en la entrega del animal podrá deducirse del tiempo total de la duración del paseo. La duración de este servicio debe ser acordada entre el cuidador y el cliente con anterioridad a la puesta en marcha del acuerdo entre ambas partes.

3. La prestación

Conforme al artículo L.121-20-1 párrafo 1 del Código del Consumidor, el derecho de desistimiento no podrá ejercerse en el caso de una prestación de servicios cuya ejecución haya comenzado, con el acuerdo de consumidor, antes del fin del plazo de 14 días naturales.

Teniendo en cuenta la naturaleza del servicio propuesto por Amimalin, el CLIENTE debe elegir entre dos opciones:

  • El cliente puede beneficiarse de su período de retracción de 14 días naturales. En este caso, el servicio demandado, es decir, la puesta en relación del CLIENTE y del DOGSITTER, no será ejecutado hasta que el periodo de retracción haya expirado. Por lo tanto, ningún DOGSITTER será contactado por AMIMALIN antes del final de este período.
  • El cliente puede indicar expresamente su deseo de contactar inmediatamente con los DOGSITTERS, y por lo tanto renunciar a su derecho de desistimiento.

4. La toma de contacto

En el caso de una prestación que comience como mínimo 7 días después de haber efectuado la reserva, el CLIENTE se compromete a ponerse en contacto con el DOGSITTER dentro de las 48 horas siguientes a la recepción del email que les pone en contacto.

En el caso de una prestación que comience antes de los 7 días siguientes de haber realizado la reserva, el CLIENTE se compromete a ponerse en contacto con el DOGSITTER en las 12 horas posteriores a la recepción del email que les pone en contacto.

Si el DOGSITTER no está localizable dentro estos periodos, el cliente se compromete a ponerse en contacto con Amimalin dentro de las 24 horas siguientes a estos plazos.

Amimalin pide a los clientes que hayan efectuado sus reservas al menos 7 días antes de la fecha de inicio de la prestación, entrevistarse personalmente con el DOGSITTER tan pronto como sea posible después de la recepción de email que les pone en contacto, siendo esencial del mismo modo la presencia del animal que va a recibir los servicios.

El CLIENTE se compromete a informar a AMIMALIN inmediatamente en caso de que:

  • El cliente no pueda entrevistarse rápidamente con el DOGSITTER
  • La familia de acogida no sea adecuada por una razón válida (no mencionada en el capítulo III-3)
  • En caso de incompatibilidad entre los animales del CLIENTE y las mascotas del DOGSITTER o aquellas de las que se hace cargo.

El CLIENTE no podrá reclamar ningún reembolso mientras no haya cumplido con sus compromisos o bien no los haya cumplido en los plazos acordados.

III. El papel AMIMALIN:

AMIMALIN es una interfaz que permite a los clientes ponerse en contacto con los DOGSITTERS con el fin de asegurar el cuidado o el paseo de sus mascotas.

Los DOGSITTERS se registran en nuestro sitio web AMIMALIN aportando la máxima información posible que permita informar con la mayor precisión y transparencia a posibles clientes interesados en sus servicios. El servicio incluye la puesta a disposición de una interfaz para que el CLIENTE pueda obtener la máxima información acerca del DOGSITTER al que va a confiar el cuidado de su animal. AMIMALIN se compromete en la medida de lo posible a proporcionar al CLIENTE una amplia gama de DOGSITTERS seleccionados por él mismo.

El contrato de prestación de servicios que AMIMALIN proporciona al DOGSITTER es gratuito. Este contrato no compromete en ningún caso la responsabilidad de AMIMALIN, tampoco en caso de incumplimiento de cualquiera de las partes.

Los DOGSITTERS se comprometen a no prospectar clientes anteriores de ANIMALIN y a no aceptar la realización de un servicio sin obtener un contrato de custodia.

ANIMALIN es un proveedor de servicios sujeto a una obligación de medios frente al CLIENTE y al DOGSITTER. Las responsabilidades del DOGSITTER y/o catsitter son: Los DOGSITTERS trabajan bajo la responsabilidad y la dirección del cliente, el cual es su empleador por el cuidado o el paseo de sus animales. El cuidado de las mascotas del CLIENTE es asegurado por el DOGSITTER en su calidad de empleado del cliente, empleador particular, en virtud de un contrato de duración determinada (salvo si el CLIENTE y el DOGSITTER lo convienen de otra manera).Un proyecto de contrato les es proporcionado por AMIMALIN. AMIMALIN no interfiere en la relación empleado y empleador y no puede, fuera de las misiones específicamente enumeradas en el acuerdo, reemplazar al CLIENTE en el ejercicio de su autoridad o de sus obligaciones como empleador como por ejemplo con respecto a las horas de trabajo o la remuneración. Por otra parte AMIMALIN, de acuerdo con la misión que se le ha confiado, se compromete a realizar sus mejores esfuerzos en la búsqueda de DOGSITTERS y no será responsable de la realización de la misión que el CLIENTE ha confiado al DOGSITTER. Es responsabilidad del CLIENTE verificar que tanto el DOGSITTER como él mismo disponen de una cobertura de seguro válida que cubra la responsabilidad civil, capaz de cubrir los posibles daños ocasionados durante el cuidado del animal. AMIMALIN no se hace responsable en este sentido

1. Los precios

Las tarifas aplicadas por ANIMALIN de la puesta en relación entre el CLIENTE y el DOGSITTER, pueden ser envidas con una simple petición. Estas tarifas tienen en cuenta los costes de gestión y de la puesta en relación de CLIENTES y DOGSITTERS así como todos los gastos relacionados con la prospección. AMIMALIN se reserva el derecho de modificar el precio de sus servicios con un preaviso de un mes para los CLIENTES que tengan un contrato en vigor con AMIMALIN. El incumplimiento de pago de la prestación a AMIMALIN conlleva inmediatamente la ruptura del contrato de servicio de intermediación.

El pago del CLIENTE al DOGSITTER es completamente ajeno a AMIMALIN, ya que forma parte de la relación empleador-empleado existente entre el CLIENTE y DOGSITTER. Este pago se hace generalmente al final del servicio entre las dos partes y deberá cumplir con el acuerdo previo. ANIMALIN, en calidad de intermediario, no puede fijar la remuneración del DOGSITTER. Las tarifas de custodia, de visita o de paseo de los DOGSITTERS indicadas en el sitio web son simplemente las recomendadas. Por lo tanto, el cuidador de perros podrá si lo desea aplicar tarifas diferentes y deberá informar, en este caso, al CLIENTE en su primera toma de contacto.

AMIMALIN se exime de cualquier responsabilidad por incumplimiento parcial o total del acuerdo entre el CLIENTE y el DOGSITTER o en caso de incumplimiento de pago del CLIENTE.

2. Los plazos

AMIMALIN se compromete a proporcionar DOGSITTERS a los CLIENTES (un máximo de tres) en función de sus preferencias para todas las solicitudes recibidas al menos con 10 días laborables de antelación al comienzo de la prestación.

Para todas las reservas hechas con menos de 10 días de antelación al inicio de la prestación, Amimalin se compromete a hacer todo lo posible para proporcionar UN DOGSITTER al CLIENTE.

Una vez recibida la demanda de servicios por parte del cliente (servicio de custodia, de visitas o de paseo) ANIMALIN informará al cliente lo antes posible de los posibles DOGSITTERS disponibles y proporcionará a los CLIENTES sus datos para que puedan acordar una entrevista previa.

Dicho intercambio finaliza con el envío de un correo electrónico que contiene los datos del DOGSITTER por parte de AMIMALIN. A falta de respuesta por parte de AMIMALIN en el plazo especificado, el cliente deberá ponerse en contacto con AMIMALIN para informarse del estado de su solicitud. Si el retraso del envío de correo electrónico que contiene la información del DOGSITTER se debe a un problema técnico, AMIMALIN no se hará responsable.

Amimalin se compromete a proporcionarles una familia de acogida tan pronto como sea posible:

La primera familia de acogida / DOGSITTER / CATSITTER será propuesta en menos de las 48 horas siguientes a la solicitud de un servicio "clásico". Este período puede ser mayor para las prestaciones más “complejas” (cuidado de varios animales, mascotas o perros que presentan dificultades o animales que necesitan un tratamiento particular).

3. La Suscripción

La suscripción inicia el día de la reserva.

El número máximo de DOGSITTERS propuestos para una prestación será de tres para un servicio solicitado con más de 7 días de antelación a su fecha de inicio, y de un DOGSITTER en el caso de realizar la solicitud con menos de 7 días de antelación.

Las familias de acogida favoritas que hayan elegido serán ofrecidas en primer lugar.

La duración mínima de un servicio de custodia es de 2 días consecutivos (3 días para las visitas y paseos) y el máximo es de 2 meses consecutivos (61 días).

El número de prestaciones no podrá exceder el número de meses de suscripción: 3 servicios para 3 meses, 6 servicios para una suscripción de 6 meses y 12 servicios para una suscripción de 12 meses.

La última prestación deberá finalizar antes de la fecha de vencimiento de la suscripción.

En caso de anulación por parte del cliente, toda búsqueda de custodia será contabilizada y no podrá ser reemplazada.

4. Reclamaciones

Cualquier cancelación por parte del cliente no dará lugar a ningún reembolso.

Ninguna retractación será admisible conforme a lo dispuesto en el artículo L.121-20-1, párrafo 1 del Código de Consumo (véase el párrafo II-3).

El cliente que haya recibido tres propuestas de DOGSITTERS dentro de un radio de 80 kilómetros (o una hora en coche) desde su casa no tendrá derecho a reembolso. La falta de competencias por parte del DOGSITTER no será razón aceptable para el reembolso, ya que es posible entrevistarse con él y por lo tanto evaluar sus aptitudes de antemano. Dado que ciertas capacidades del DOGSITTER dependen de la opinión personal del CLIENTE, es responsabilidad de este último juzgarlas previamente durante la entrevista previa a la contratación. En el caso de que se cumplan las condiciones mencionadas anteriormente, la cuenta utilizada para el pago de beneficios será acreditado el importe. (se procederá al pago)

Para cualquier otra reclamación, el cliente deberá enviar un correo con acuse de recibo al servicio al cliente de AMIMALIN (Societe Animalin - SARL Amimalin - 17 BVD Allègre chemin, 30130 Pont Saint Esprit – Francia). Todas las reclamaciones deberán ser argumentadas y justificadas bajo pena de inadmisibilidad.

Los siguientes motivos no pueden justificar, en ningún caso, el rechazo del DOGSITTER por parte del CLIENTE:

  • Edad dogsitter: el CLIENTE no podrá exigir una determinada franja de edad determinada (estudiantes, personas mayores, personas en activo, jubilados),
  • El sexo, la religión o el origen étnico del DOGSITTER,
  • El tipo y el tamaño de la vivienda, a excepción de perros de más de 40 kg en cuyo caso Amimalin dará prioridad a las viviendas de mayor superficie,
  • El hecho de que el DOGSITTER ofrezca sus servicios por primera vez,
  • El hecho de que el DOGSITTER posea o custodie otros animales al mismo tiempo.

Los contratos de prestación de servicios y los términos de los servicios celebrados por AMIMALIN y sus CLIENTES se rigen por la legislación francesa. En caso de litigio, AMIMALIN buscará activamente con el cliente una solución amistosa a sus diferencias. Si al cabo de 15 días las dos partes no han llegado a un acuerdo amistoso, la parte más diligente podrá entonces apelar a la justicia.
A falta de un acuerdo amistoso, el litigio será llevado ante el tribunal.

El reembolso se producirá dentro de los 30 días siguientes a la recepción del correo justificado y considerado admisible.